Sabía por experiencia que el jengibre es bueno para aliviar la tos, el ardor en la garganta y también para algunas afecciones estomacales. Pero nunca me había pasado por la cabeza que esta raíz también sirva para bajar de peso por su efecto termogénico en el cuerpo que ayuda a quemar la grasa. Y este no es el único uso del mismo. Son muchísimos los beneficios del jengibre para la salud y también para incorporarlo en la rutina de belleza.

Cuando nos ponemos a repasar todos los beneficios del jengibre, nos damos cuenta de que son tantos que deberíamos incluirlo con mayor regularidad en las recetas que preparamos y en nuestras bebidas también. Esta poderosa raíz es buenísima para combatir los problemas circulatorios, ayuda a disminuir la artritis y es muy efectiva hasta para los dolores de muelas.

Por si fuera poco, el jengibre ayuda a reducir la ansiedad y la depresión y es un afrodisiaco por excelencia. Toma nota de todo lo que esta raíz puede hacer por tu salud y para ayudar a resaltar tu belleza, y recuerda que antes de probar cualquier remedio es importante consultar con tu médico, pues es él quien tiene la última palabra.

Pierde peso con la ayuda del jengibre.

Existen muchos remedios con el jengibre que aseguran sirve para perder peso y resulta que esta raíz tiene un efecto termogénico en el cuerpo que al subir la temperatura hace que la grasa corporal reduzca. Una de las maneras en las que más se emplea el jengibre para perder peso es bebiendo agua de jengibre o en té.

Ayuda a controlar las náuseas en el embarazo.

Si estás embarazada y sientes náuseas o mareos matinales, prueba una infusión o té de jengibre. Esta raíz es lo mejor que se ha descubierto para aliviar esos malestares. Además, por ser un producto natural no afectará el desarrollo de tu bebé. Otra cosa que puedes hacer es tener en tu bolso caramelos de jengibre y consumirlos cuando te vengan las náuseas.

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y cura el dolor de cabeza.

El jengibre es un potente antiinflamatorio y ayuda a aliviar los dolores de cabeza y también combate la migraña. Creo que en mi casa aumentaremos considerablemente el consumo de esta raíz, visto que detesto tomar hasta aspirina y además es una manera natural de aliviarse y sentirse mejor.

El jengibre combate los dolores de la menstruación.

Si cuando te llega el periodo te quieres morir del dolor tan fuerte que te da y lo probaste ya todo, intenta aliviar tu malestar con jengibre, que nuevamente por sus propiedades antiinflamatorias te puede ayudar. Te puedes preparar una infusión calentita que además el calor también te ayudarán a sentirte mejor.

Esta raíz es la peor enemiga de la artritis.

El jengibre contiene una sustancia llamada gingerol que es el componente inflamatorio que ayuda a reducir los dolores de la artritis e incluso puede mejorar la movilidad de las personas que padecen esta enfermedad. Se puede tomar en té, tanto hirviendo las pequeñas rodajas de esta raíz, como rallando el jengibre para luego agregarle agua.

En caso de un resfriado toma té de jengibre.

El jengibre se utiliza desde hace siglos para combatir los síntomas de la gripe y del resfriado común. Sus cualidades antibióticas y expectorantes lo convierten en el remedio natural para superar un resfriado con mayor rapidez. En cápsulas o en un té calentito y acompañado con miel se convierte en una fórmula muy eficaz.

El jengibre y el limón curan los peores resfriados.

Si sumamos las propiedades curativas del jengibre a las bondades del limón obtienes una bebida muy potente. Pero si pones a hervir el jengibre con una cebolla morada, los dientes de un ajo, una ramita de canela y un limón obtienes el santo remedio contra todos los resfriados. Cuando lo vayas a servir le exprimes el jugo de otro limón, le agregas miel y listo.

Es ideal para darse un baño relajante.

Añade una o dos cucharadas de jengibre en polvo a la bañera con agua tibia y convierte tu baño en un spa relajante y antiinflamatorio. El olor a jengibre hará la experiencia más refrescante. Puedes complementar tu momento de relax con un té de jengibre y miel o con una bebida fría a base de jengibre y limones.

El jengibre reactiva la circulación.

El jengibre estimula la circulación y favorece el correcto funcionamiento de tu sistema. Si eres de las que sufre de problemas de circulación o varices toma a diario una cucharada de raíz de jengibre hervida en una taza de agua. Lo recomendable es que la tomes de manera constante para que veas resultados.

El jengibre es tu mejor aliado si tienes problemas en la piel.

¿Tienes manchitas oscuras en la piel? ¿Tuviste o tienes acné? Por sus propiedades antiinflamatorias, el jengibre ayuda a aliviar el enrojecimiento e irritación de la piel. Prueba a hacerte una mascarilla de miel con jengibre en polvo y aplícala en las zonas afectadas, déjala actuar por cinco minutos y enjuaga con abundante agua tibia.

El jengibre también sirve para desenredar el cabello.

Esto me parece fabuloso. Pon una cucharada de puré de jengibre fresco (pelas el jengibre y lo rallas o mueles finamente) en un litro de agua. Luego cuela esta mezcla y ponla en una botella con un atomizador. Rocía un poco en el cabello lavado y verás que fácil lo desenredas.

Ayuda a frenar la diarrea.

Por su efecto calmante en el aparato digestivo, que incluye el tracto intestinal, el jengibre puede ser usado cuando se tiene diarrea o se sienten calambres en el aparato digestivo. En forma de té o infusión alivia la irritación intestinal y ayuda a disminuir la diarrea. También se pueden tomar cápsulas de jengibre.

El té de jengibre mejora la digestión.

El jengibre es un digestivo natural y por lo mismo sirve para aliviar los problemas gastrointestinales derivados de la inflamación estomacal. Esta raíz también evita el estreñimiento –pues regula el funcionamiento de los intestinos además de disminuir los gases intestinales y logra que la digestión sea mejor. Lo puedes tomar en té y agregar una rodaja de limón.

Es el mejor remedio para el dolor de garganta.

Combinado con miel el jengibre acaba con el dolor de garganta en dos días. Puedes tomarlo concentrado, en forma de té y si no recurre a los caramelos de jengibre. Para hacer té de jengibre te recomiendo que agregues una o dos rebanadas de jengibre fresco en una taza de agua hirviendo, la dejes reposar y añadas una cucharada de miel y luego le exprimas un limón. Santo remedio.

Es el remedio natural para evitar los mareos.

Si tu o tus hijos son de los que se marean cuando van en el auto o cuando van en bote, te cuento que el jengibre le hace la competencia al dramamine. Para estos casos ten siempre a mano cápsulas de jengibre y tómalas media hora antes de iniciar cualquier travesía que sepas pueda causar los indeseables mareos.

El jengibre alivia las quemaduras leves.

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias. Si te quemaste en la playa o cocinando prueba ponerte una rebanada de jengibre fresco sobre el área afectada y experimentarás alivio inmediato. Puedes repetir el tratamiento varias veces hasta que notes una mejoría en la piel, recuerda enjuagarte bien al terminar este tratamiento.

El jengibre es antidepresivo.

El jengibre contiene cineol que es de gran ayuda para que el organismo baje sus niveles de ansiedad. Si eres de las que te deprimes con facilidad, beber té de jengibre te puede servir para controlar esta situación porque además ayuda a producir endorfinas, también conocidas como las hormonas de la felicidad. Además puedes consumir las cápsulas de jengibre para rebajar los niveles de depresión y estrés en tu vida.

El jengibre fortalece el sistema inmunológico.

Consumir regularmente esta raíz hace que el sistema inmunológico se fortalezca gracias a que contiene niacina, vitamina c, potasio y fósforo. Lo puedes consumir en distintos platillos cocinados o en té para proteger tu cuerpo de distintas enfermedades y mantenerte saludable.

Es excelente para el dolor de muelas.

Ya nos quedó claro que el jengibre es antiinflamatorio por lo que es un remedio muy efectivo para el dolor de muelas. Solo requieres jengibre en polvo. A una cucharadita se le agrega agua hasta lograr una pasta homogénea que se pone directamente sobre la zona afectada con cuidado de no tocar la lengua.

El jengibre promete tener poderes afrodisíacos.

Si tu líbido anda bajo y deseas recobrar el deseo sexual, el jengibre es la solución. Para mayor efectividad lo puedes mezclar con canela y consumir en té o también se puede tomar en cápsulas o en polvo disuelto en agua. Los beneficios de esta raíz son tan grandes que vale la pena incorporarla en nuestra dieta.

Deja un comentario

×